En el trimestre anterior ya practicamos el arte de contar. Si lo recordáis, una de las primeras tareas de escritura consistía en transformar una narración audiovisual, un anuncio publicitario, en un texto narrativo escrito. Fue la tarea que llamamos Relato desde un anuncio. Más tarde, aprovechamos también la estructura del relato para explicar los motivos del aburrimiento en clase. En realidad, en esta otra tarea de escritura, Relato del aburrimiento, la mayor parte de vosotros se limitó a contar cómo pasaban las horas en clase de un día cualquiera.

Así pues, en este segundo trimestre, volveremos a escribir un relato, pero con variaciones sobre los anteriores ensayos, puesto que este nuevo relato que escribáis, además de ser tarea obligatoria del trimestre, puede participar, si así lo decidís, en el IX Concurso de Relato Corto, organizado por el Ampa y el instituto. Por ello, algunos de los requisitos que debe cumplir esta tarea están condicionados por las bases del Concurso:

1. Temática. Se sugieren los siguientes temas:
  • Romántico
  • Actualidad
  • Terror-Misterio
  • Ciencia ficción
  • Solidaridad
  • Tolerancia

Dada la amplitud y diversidad temáticas, casi cualquier cuento que escribáis cumpliría con esta condición.

2. Extensión. Se indica que el máximo es de 5 páginas, escrita a una sola cara, con una fuente Times New Roman, tipo 12 y espaciado interlineal de 1,5. Se trata, por consiguiente, de un relato corto. Las bases del concurso son, por tanto, muy abiertas, de tal modo que os permiten escribir (casi) cualquier relato.

Con el fin de facilitaros la tarea de escritura de este nuevo cuento, os traslado más abajo algunas recomendaciones:

7500413590_5ae4876bde_z.jpg
http://www.flickr.com/photos/imascas/7500413590/


a) Usa una estructura simple: presentación, desarrollo y conclusión.

En la presentación o planteamiento puedes comenzar con un cierto equilibrio entre personajes. No olvides localizar el lugar y el tiempo en que suceden los hechos, mediante breves descripciones. Debes decidir, desde el comienzo, quién va a contar la historia, esto es, el narrador va a ser interno o externo a lo que se cuenta. Asimismo, además del protagonista o protagonistas, puede introducirse aquí también el antagonista.

El desarrollo o nudo es la parte del relato donde surge el conflicto que provoca el cambio desde esa situación de equilibrio de la que se partía. Explica por qué se produce ese cambio y cuáles son las consecuencias. También en este punto del relato pueden introducirse descripciones y diálogos, así como si ha habido colaboradores (personajes) u obstáculos (antagonistas).

Por último, en la conclusión debes plantearte si quieres concluir con un final cerrado, claro o bien uno abierto o enigmático. De otro lado, para el lector es importante que se perciban los cambios producidos desde la situación inicial hacia un nuevo equilibrio y qué ha sucedido para que finalicen las perturbaciones.

b) Además de en la estructura, debes realizar diferentes elecciones. Todo cuento parte de una idea central que motiva todo su desarrollo. Pero la cuestión es cómo encontrar esa idea. Quizás pueda ayudarte una técnica para potenciar la creatividad, la denominada lluvia (o tormenta) de ideas.

No obstante, esa idea central puede surgir a partir del análisis del propio personaje principal. Para ayudarte a visualizar al personaje puedes completar una ficha: fecha de nacimiento, nombre, apodo, descripción física y psíquica (lleva gafas o lentillas, color del pelo y ojos, rasgos característicos de su rostro, altura, peso, carácter, aficiones, formación, amistades, personalidad, relaciones familiares, su mayor fortaleza y mayor vulnerabilidad, sus tics, etc.). Si piensas con detalle en ese personaje que vas a convertir en protagonista, puede aparecer esa idea central que buscas. De igual modo, otro de los elementos básicos (tiempo, o lugar) de la narración pueden ser fundamentales para configurar tu relato alrededor de esa idea.

c) Lee cuentos. No existe escritor que no sea un gran lector. La lectura de cuentos compuestos por los buenos escritores son una excelente fuente de inspiración (pero no de copia ni plagio) para componer un cuento propio: podemos fijarnos en el modo de articular la acción narrativa, en la selección del narrador, en la caracterización del personaje protagonista, en la creación de ambientes, en lo minucioso de la recreación de una época pasada o lugares muy distantes... Una magnífica página web que contiene una amplia antología de cuentos es Ciudad Seva.


Por último, revisa los borradores de tu cuento y no olvides anotar las correcciones, con una línea de corrección final, comparando la versión escrita por ti y la segunda versión, mi revisión.